Un exceso de trabajo y una mudanza me llevaron a tener que parar durante unos días el Blog. Si a esto le añadimos el cambio de Internet tenemos un retraso acumulado.

 

Hoy toca volver a la carga y, antes de nada, deciros eso de: ¡Feliz Navidad!

 

Empezamos (otra vez)…