El equipo de Woot Bear nos lleva ya un tiempo mostrando desde su Instagram (@wootbearbelly) este nuevo lanzamiento de la mano de Zebulon, un buldog francés en lo que parece cerámica o vinilo blanco (por desgracia en la Web no pone su material).

 

Se ha puesto hoy a la venta a través de la página oficial de los creadores en dos formatos que dependen de la bufanda (amarrilla o verde), cada uno por unos 35 Euros y pintados con un precioso corazón dorado en su trasero. Además toda la tirada viene acompañada por una bolsa hecha a mano y pegatinas con un sorprendente ticket dorado (al más puro estilo Willy Wonka) con un premio especia que no desvelan.

 


Si queréis uno de estos preciosos perros sólo tenéis que pasar ya mismo por Wootbear.com